Seguidores

jueves, 3 de febrero de 2011

GUIA PARA NO AHOGARSE


Coser o enhebrar con un sedal las palabras brotadas del interior. Sopla un viento procedente de islas ignotas, mientras el timón de la razón endereza la nave que surca los mares de papel. A veces la fuerza del aire entintado de olores de sal nos presenta un paraje de ensueño; otras veces las olas inertes nos llenan las velas de tierra y parece que vamos a naufragar. ¿Qué mano diseña corales profundos y estrellas de sal? ¿Qué empuje rotura las aguas trazando con tinta perdida, un calamar? Brujulean los peces con lomos brillantes que embriagan el cielo que luce en la mar.

Buena literatura es algo más que redactar; es rascarse algo dentro y con las escamas que se desprendan tratar de enhebrar una red que atrape a los lectores. Buena literatura es poner el corazón en la cabeza, batirlo todo junto y rezar para que salga algo coherente que manifieste quien eres. Leer buena literatura es una aventura y, escribirla, supongo que también.

GUÍA PARA NO AHOGARSE

Rascarse: Dícese de quien rebusca en su interior con la intención de encontrar respuestas a preguntas íntimas.

Escamas: Dícese del rastro que dejan las sirenas en nuestro inconsciente y que seguimos para encontrar su morada.

Corazón en la cabeza: Expresar, aunadas, nuestras inquietudes emocionales bajo la (supuesta) luz del entendimiento.

Enhebrar: Dícese del acto en sí de la escritura.

Batir: Dar forma a lo informe. Formular verbalmente nuestras dudas y desconciertos.

Red: El desarrollo envolvente de esa escritura, que aspira a seducir o atrapar al lector.

Rezar: Dícese, de quien desea ardientemente algo y conjura al destino, a su dioses míticos o a su Dios personal para que se lleve a cabo.

Sirenas: Los rumores o restos de verdad que guardamos dentro de nosotros mismos y que a menudo ignoramos.

17 comentarios:

- dijo...

Ando con el humor breve. Así que me limitaré a decir pocas palabras aunque el texto en realidad me haya pateado la mesa, Fran. Me encanta, ahora, en este momento, no sé decirlo de otra manera. Un abrazo.

Susan

Fran dijo...

un besote.

Luna dijo...

Pues a mi me confirma que soy una lectora tenaz, pero que jamás escribiré algo decente.
Yo creo que estoy aquí, supuestamente, claro.
"Corazón en la cabeza: Expresar, aunadas, nuestras inquietudes emocionales bajo la (supuesta) luz del entendimiento."

Aquí cuando algo está rebien, expresan: ¡Que lo parió!


Saludos Fran.

Fran dijo...

Hola, Luna:
Lo primero ya lo tienes que es ser lectora. Por otro lado creo que nadie, con dos dedos de frente, deja de dudar respecto de sí mismo y lo que hace. Yo a veces creo que escribo con el culo y a veces creo que escribo como los ángeles. Considero que tú escribes de maravilla y con un estilo personal, escueto e intenso como un balazo.

Un abrazo

Julio Genissel dijo...

Buen Texto. Escribir es desgarrase, pero me parece que es también reflexionar, compartir el buen humor, seducir, y claro vengarse de la naturaleza avara, que no nos ha dado una buena voz, para poder andar todo el día cantando en vez de escribiendo.
Te invito a que pases por metaforario.blogspot un diccionario de metáforas. Ahora está la palabra “escritor”, interesante, para condensar un texto como este. Un abrazo. Julio

Fran dijo...

Gracias, Julio. Particularmente escribo porque desconozco de que se trata. Si la escritura fuese clara para mí, perdería el misterio y dejaría de hacerlo.

MIS HISTORIAS dijo...

Yo hago escritura libre, esa que biene directamente de no se donde, pero que me gusta, como escritora creo que no valgo mucho, pero me quedo la mar de agusto con las cosas que voy conociendo de mi, Un saludo

Fran dijo...

Yo también creo en repentizar. Es como si uno pudiese sorprenderse escribiendo algo que no sabía. Muchos de mis relatos los escribí si pensar en nada. Pensar es muy cansado y, además, después de memorizar, es la mayor pérdida de tiempo que cabe. La verdad: que piensen los demás... (los tontos, digo por lo bajito)
A ver si visito pronto tu página.

Bel M. dijo...

¡Me ha gustado mucho, Fran! Sobre todo eso de escribir como rascarse y las escamas. Buenísimas imágenes, desprovistas todas de esa cosa facilona de la imagen hecha.

Fran dijo...

Gracias, Bel.

lucia dijo...

Gracias Fran por rascarte las escamas y enhebrar redes...en las que yo caigo con muchisimo placer...
Un abrazo.

Fran dijo...

No hay de qué. Lo escribí hace tiempo y hace poco lo 'repesqué'.

Por cierto que lo colgué pensando que a él te referías cuando me comentabas acerca de un texto que no recordabas bien. ¿Era este?

Saludos.

Luna dijo...

Hola Fran. Hay una nueva palabra en el Metaforario, sé que le sacarás provecho...

Un saludo grandote!

lucia dijo...

Si, era este...Muchisimas gracias por repescarlo...lo tenia en la memoria, guardado, pero me faltaban palabras del texto...me gusto la primera vez que lo lei y me sigue gustando...y mucho.

¿Qué mano diseña corales profundos y estrellas de sal? ¿Qué empuje rotura las aguas trazando con tinta perdida, un calamar?

Genial...¿Lo puedo compartir? ¿Lo puedo escribir en otro sitio? Poniendo tu nombre claro!!!

Un abrazo hasta el infinito, empujados por esa misma mano que diseña corales profundos y estrellas de mar.

Fran dijo...

por supuesto que puedes, Lucía. Faltaría más. Un abrazo.

Dafne Isern dijo...

Y tanto que es una aventura. Sobre todo con textos así. Ojalá hubiera guías para todo, seguro que nos ahorraríamos muchos quebraderos de cabeza.

Un saludo.

Fran dijo...

Hola, Dafne.
Si la humanidad encontrase, incrustada en un asteroide caído, una guía que sirviese para todo, pasados los primeros momentos tras el hallazgo daría pereza leerla, como ocurre con los prospectos médicos o las instruccíones de los electrodomésticos.